Tengo más de 40 años y quiero ser mamá

Tengo más de 40 años y quiero ser mamá

A los 40 estamos en una madurez plena sea personal o profesionalmente, sin embargo, hablando de fertilidad, en esta etapa existe sólo el 5% de probabilidad de lograr el embarazo de forma espontánea (sin tratamiento).

Nuestros periodos se hacen cada vez más cortos, lo que indica que la reserva ovárica ha disminuido y la calidad de, nuestros óvulos está comprometida por lo que debemos saber que existen riesgos de alteraciones de nuestros cromosomas y se pueden dar embarazos con mayor riesgo de malformaciones en el bebé.

 ¿Qué opciones hay para conseguir un embarazo a esta edad?

Al llegar a esta etapa no hay que postergar la decisión de iniciar un tratamiento de fertilización in vitro que te ayude a ovular y a seleccionar los óvulos de mejor calidad.

También se recomienda realizar estudios para confirmar que no haya alteraciones genéticas en los embriones, esto puede ser por medio del PGD (Diagnóstico Genético Preimplantatorio por sus siglas en inglés) que estudia los óvulos ya fecundados y toma unas células de estos embrioncitos para su estudio genético. Esta opción se te brinda y se te explica a detalle en una buena clínica de fertilidad que ofrezca este método. 

Lo primero que se recomienda es realizar una evaluación completa de ti y tu pareja. Por medio de exámenes muy sencillos e indoloros que determinen tu reserva y calidad ovárica y con esto se plantee la mejor opción de tratamiento dentro de los cuales pueden estar tratamientos Invitro con tus óvulos o con óvulos donados, así como la posibilidad de exámenes genéticos con la finalidad de reducir la posibilidad de enfermedades genéticas referentes a la edad.

Mientras tanto algunos tips para ti

Cuida tu peso y aliméntate sanamente

Tener sobrepeso puede afectar la posibilidades de quedar embarazada, de hecho las mujeres con un IMC mayor de 30 pueden tener problemas para lograr un embarazo. Así que modificar tu dieta, estar más saludable ayuda a no presentar algún padecimiento como diabetes o alguna enfermedad. Es importante estar sana y sobre todo estar en constante chequeo médico para mantenerte equilibrada en tus niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos principalmente.

Evita cualquier adicción

Dejar el alcohol o el cigarro es definitivamente una de las decisiones más importantes para lograr embarazarte. Las adicciones a estas u otras sustancias no permiten el buen funcionamiento de los órganos, por ello tu sistema reproductor puede no estar lo suficientemente sano para concebir, de ahí que una desintoxicación de estos elementos, pueda ayudar a lograr un embarazo con mayor facilidad.

Conoce tu ciclo en infórmate

Saber lo que sucede en nuestro cuerpo es indispensable para saber más sobre nuestra fertilidad. Tener en cuenta cuándo es nuestro periodo con mayor probabilidad de embarazo es un indicador que nos ayuda a programar los encuentros sexuales que busquen la concepción. Así mismo busca información sobre la regularidad de los periodos y lo que sucede en en cada fase del tuyo, hazlo en textos profesionales o acercándote a tu médico.



×