ciclo natural reproduccion

¿Cómo es un ciclo natural en reproducción asistida?

Existen tratamientos médicos que emplean diferentes técnicas para facilitar el embarazo cuando existen problemas de fertilidad, el ciclo natural es importante para llevar a cabo uno de los procedimientos más comunes sin medicamentos.

Entre las técnicas de reproducción asistida hay dos que destacan: la inseminación artificial y la fecundación in vitro, pero para este último procedimiento hay un tipo de estimulación ovárica en la que se obtienen los mejores óvulos en un ciclo natural, el cual implementamos en New Hope. Pero, ¿qué es la FIV realizada mediante un ciclo natural?

FIV Ciclo natural

Esta modalidad  de estimulación ovárica para fertilización in vitro no requiere de medicamentos porque se aprovecha el óvulo que el cuerpo produce de forma natural, para poder ser fertilizado en nuestro laboratorio con la más alta tecnología (FIV o ICSI).

Este tratamiento es ideal para las mujeres que tengan una baja reserva ovárica (ya sea por su edad o por genética), es decir aquellas que sólo producen un óvulo por ciclo.

Las grandes ventajas de realizar la estimulación ovárica con ayuda del ciclo natural, es que se obtiene un óvulo de alta calidad, no se necesita administrar ningún tipo de medicamento a la madre y, por lo tanto, se evitan efectos adversos causados por químicos.

Etapas de una FIV con ciclo natural

En la FIV ciclo natural se monitorea de cerca el ciclo de cada paciente para conseguir su óvulo producido orgánicamente en el momento más oportuno.

  1. Día 1 del ciclo de la paciente, se hace la valoración inicial.
  2. Día 3, se comienza con el monitoreo para la obtención del mejor óvulo.
  3. Día 14, se realiza la captura del óvulo por vía vaginal, con guía ultrasonográfica, por lo que no se necesita anestesia.
  4. Una vez obtenidos el óvulo, en el laboratorio se fecunda mediante fecundación in vitro (FIV) o Microinyección Intracitoplasmática (ICSI) para que el embrión surgido de este procedimiento sea cultivado de 3 a 5 días.
  5. Día 18, se realiza la transferencia embrionaria al útero de la madre.
  6. Finalmente, entre el día 26 y el 30, se hace una prueba de embarazo y se prepara la confirmación.

Una vez que hayas recibido un diagnóstico sobre tu fertilidad o sobre tu estado, te recomendamos prestar mayor atención a tu estilo de vida, manteniendo una alimentación saludable y reduciendo los niveles de estrés, pues si éstos son altos, hay menor tasa de implantación y, en caso de que ya se haya confirmado un embarazo, mayor tasa de aborto.

También te puede interesar: ¿Qué ejercicios hacer para mejorar la fertilidad?