que es y cuanto cuesta fiv

Diferencias entre fecundación in vitro e inseminación artificial

En la actualidad, los avances científicos, médicos y tecnológicos permiten que muchos problemas de fertilidad sean solucionados de la manera más eficaz y menos agresiva posible, haciendo del sueño de tener un bebé algo real. Para esto la fecundanción in vitro y la inseminación artificial son las técnicas más utilizadas.

¿En qué se diferencian estas dos técnicas de reproducción asistida? A continuación te daremos a conocer las características de cada tratamiento para que, junto con tu médico y de acuerdo a tu condición, elijan la mejor opción para ti y logres ser mamá.

Inseminación artificial o inseminación intrauterina

La inseminación artificial es un tratamiento de baja complejidad que ha ayudado a lograr el embarazo, porque facilita la entrada de los mejores espermatozoides a la cavidad uterina. Para lograrlo, se prepara el semen en una solución especial que facilita la movilización de los espermatozoides. Este procedimiento se conoce como capacitación espermática.

Después, el esperma capacitado se coloca dentro de la cavidad uterina mediante el uso de un catéter el día exacto en el que la paciente está lista para ovular, lo que incrementa enormemente las posibilidades de lograr un embarazo.

Este tratamiento es una solución ideal para los casos en los que el problema de fertilidad los tiene el hombre, pues los espermatozoides capacitados y ayudados por la solución que facilita su movilización tienen una mayor probabilidad de llegar hasta las trompas de Falopio, que es donde se encuentran con el óvulo para fecundarlo.

Sin embargo, antes de someterse a la inseminación intrauterina es importante que se determinen dos cosas: que se compruebe en un estudio de histerosalpingografía que la mujer tiene trompas permeables y que esté ovulando o recibiendo tratamiento de estimulación controlada para mejorar las oportunidades de obtener de uno hasta tres folículos.

Fertilización in vitro (FIV)

La fertilización in vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en lograr la fecundación del óvulo por un espermatozoide en un laboratorio de alta tecnología (in vitro) para posteriormente transferir el embrión al útero.

Existen múltiples ventajas que ofrece este tipo de tratamiento de reproducción asistida, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Ayuda a superar problemas de fertilidad

Tales como la anovulación, endometriosis, bajo conteo o movilidad de esperma, infertilidad masculina o femenina de causas desconocidas y más.

  • Tasa de éxito

Es el indicador clave y en New Hope estamos orgullosos de que nuestras tasas de éxito con fertilización in vitro están por encima del promedio de Estados Unidos.

En Nueva York tenemos la mejor tasa de éxito de este grupo de acuerdo con el reporte oficial SART 2014 – 2016.

  • Menos probabilidad de heredar condiciones genéticas

Para parejas con alto riesgo de heredar anormalidades genéticas, un diagnóstico genético preimplantatorio (PGD) puede proveer respuestas antes de la transferencia al útero de la mujer.

Complicaciones y efectos secundarios

Puede haber complicaciones y efectos secundarios en un tratamiento FIV convencional que las mujeres deben tener presentes, incluyendo dolor gastrointestinal, náusea, rápido aumento de peso, diarrea e hinchazón. Sin embargo, con las técnicas avanzadas de New Hope como el MiniFIV o el Ultra MiniFIV, estos son mucho menores.

Ahora ya lo sabes, consulta con tu médico qué tipo de tratamiento se adecua mejor a tu caso, de acuerdo a tu diagnóstico, y consigue el sueño de ser mamá con ayuda de la mejor clínica de fertilidad.

¿Quieres ser mamá, pero te operaste? Encuentra aquí Todo lo que necesitas saber sobre salpingoclasia