que es la hiperestimulacion ovarica

Síndrome de hiperestimulación ovárica: ¿qué es y cómo podemos evitarlo?

Se estima que este cuadro se presenta en un 3-8% de las mujeres que se someten a tratamientos de Fertilización in Vitro. 

Cuando una pareja opta por un tratamiento de reproducción asistida como la Fertilización in Vitro, uno de los primeros pasos es la estimulación ovárica en la mujer. Mediante pastillas e inyecciones, se busca crecer los folículos de los ovarios, con el objetivo de poder capturar los óvulos maduros para realizar la fecundación.

Durante este paso es cuando se puede presentar una hiperestimulación de los ovarios, dando como resultado el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (también conocido como SHO). 

Las mujeres que padecen este cuadro tiene una gran cantidad de folículos creciendo, lo cual puede presentar algunos síntomas incómodos. Cabe mencionar que este síndrome se considera una respuesta anormal a la estimulación ovárica, y es que los casos de SHO graves solo se presentan en un 0.5-2% de los ciclos de Fertilización in Vitro. 

¿Cuáles son los síntomas de la hiperestimulación ovárica? 

Los síntomas comienzan, aproximadamente, entre 2 y 17 días después de la administración hormonal. Es importante mencionar que no todas las mujeres que padecen SHO presentan todos estos síntomas: 

  • Distensión abdominal
  • Náuseas y vómito
  • Diarrea 
  • Retención de líquidos 
  • Dificultad para respirar
  • Aumento de peso
  • Entumecimiento de diferentes zonas del cuerpo 

¿Cuáles son las causas del SHO?

Se desconoce una causa puntual para el SHO; sin embargo,se han identificado factores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de padecer este cuadro: 

  • Tener menos de 30 años
  • Ser muy delgada
  • Tener Síndrome de Ovario Poliquístico 
  • Tener un índice alto de estrógeno

¿Cómo se trata el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica?

Si el caso de SHO es leve, este realmente no necesita tratamiento. Lo recomendable es reposar, caminar, tomar mucha agua, evitar el alcohol, comer saludable y, en caso de sentir molestias, tomar paracetamol. 

Para los casos más graves, será necesario asistir al hospital para que especialistas puedan extraer el líquido acumulado. Después se realizarán ecografías y análisis sanguíneos para monitorear la salud de la paciente. 

¿Cómo se puede prevenir el SHO? 

Estudios demuestran que, al tratarse de un padecimiento anormal, realmente no se puede prevenir ni predecir. Lo más recomendable es que cuando se presenten los primeros síntomas de SHO, se disminuya el tratamiento hormonal a la paciente, con el fin de reducir los riesgos de hiperestimulación ovárica. 

En New Hope diseñamos tratamientos de fertilidada la medida, de mínima estimulación y utilizando la cantidad justa de medicamentos; un óvulo es todo lo que necesitamos. ¡Calidad antes que cantidad! 

Agenda una videollamada hoy mismo con uno de nuestros expertos! 

También puede interesarte… 

¿Qué es la reserva ovárica y qué significa? 

El paso a paso de la Fertilización in Vitro