Fertilización In Vitro de principio a fin

El paso a paso de la Fertilización in Vitro

¿Estás pensando en la Fertilización in Vitro como alternativa para quedar embarazada? Aquí te contamos con detalle cada paso del proceso…

La Fertilización In Vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en la fecundación del óvulo con el espermatozoide fuera del cuerpo de la madre (específicamente en un laboratorio). Después, el óvulo fecundado se implanta en el útero para que el embarazo se desarrolle como uno normal.

Han pasado más de 40 años desde la primera Fertilización in Vitro en Inglaterra. Cabe aclarar, que la también llamada FIV, se creó para pacientes con problemas en las trompas de Falopio. Pero después se descubrió que funcionaba como alternativa para otros problemas de fertilidad; tanto en hombres como en mujeres.

Así que, si tú y tu pareja están pensando en la Fertilización in Vitro como alternativa para concebir un hijo de manera natural, te recomendamos que primero conozcas todo el proceso que implica:

1. Consulta de fertilidad

Cada cuerpo es diferente. Por eso el primer paso es conocer el historial médico de la pareja, analizando su fertilidad a través de pruebas de sangre o ultrasonidos. Según los resultados obtenidos, el médico experto decidirá si es necesaria o no la donación de óvulos o esperma. También este paso sirve para determinar la cantidad de medicamentos necesarios. Y es que existen muchas clínicas de fertilidad que abusan de las inyecciones hormonales, poniendo en riesgo la salud de la mujer.

2. Estimulación ovárica

A través de pastillas e inyecciones, se administran hormonas a la paciente. Esto se hace durante los días 3 y 12 del ciclo con el fin de estimular los ovarios. Durante este periodo se observa el crecimiento folicular de los óvulos; cuando estén maduros significa que la ovulación es inminente. 

3. Captura de óvulos

En los días 14-16 del ciclo se realiza la captura de óvulos con una guía ultrasonográfica. El óvulo se aspira con una aguja delgadísima y flexible. El proceso no dura más de 15 minutos y no se necesita anestesia.

4. Fecundación

Ya en el laboratorio se realiza la inseminación de los óvulos con el espermatozoide (obtenido mediante masturbación y elegido de entre los de mayor calidad). Los embriones que surgen como resultado de la fecundación son cultivados por 3 a 5 días, hasta llegar a la etapa de blastocisto. En esta etapa, los embriones se clasifican según su morfología y capacidad de división.

5. Vitrificación de embriones

 Si la pareja lo desea, pueden congelarse los embriones sobrantes para un segundo intento. Esto se hace con el objetivo de ahorrarse todo el proceso y empezar directamente con la transferencia embrionaria, en caso de que la fertilización in vitro no sea exitosa, o a la hora de buscar un segundo hijo.

6. Transferencia

En los días 19-23 del ciclo, el embrión (o embriones) se colocan en el útero, guiado por un transductor transvaginal. El proceso de transferencia es rápido, sencillo y sin dolor. A partir de este momento, el embarazo debe desarrollarse como uno normal.

7. Prueba de embarazo

Una semana después de la transferencia embrionaria, se realiza una prueba de embarazo para determinar si la concepción fue exitosa. Es el momento más emotivo para las parejas que optan por esta técnica de reproducción asistida. 

¡Que la cuarentena no pause tu sueño de ser mamá! Podemos aprovechar la contingencia para tener una consulta virtual donde podamos ir adelantando el proceso conociéndote a ti, a tu pareja y tu caso específico. ¡Somos expertos en tratamientos de fertilidad! Agenda hoy mismo una consulta con nuestros especialistas dando click aquí

También puede interesarte

ERICA: Inteligencia Artificial para la reproducción asistida

Embryoglue, mejora la implantación