como saber si me embarece despues de fertilizacion in vitro

4 síntomas de embarazo después de una FIV

La espera después de un tratamiento de reproducción asistida puede ser dura, pero conforme notas los cambios en tu cuerpo, la esperanza se materializa. Aprende a reconocer los síntomas de embarazo después de la fecundación in vitro (FIV) y prepárate para para la etapa más feliz de tu vida.

Es normal que tu médico obstetra recomiende hacer la prueba de embarazo dos semanas después de la trasferencia embrionaria, es decir, después de introducir los óvulos fecundados en tu útero.

Sin embargo, es posible que percibas estas señales de embarazo exitoso antes y después de la prueba de embarazo. A esto se le conoce como síntomas de implantación después de trasferencia.

El tiempo de espera (también conocido como betaespera) se debe a que el óvulo debe unirse a la pared uterina (o endometrio), a fin de recibir los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé. Este proceso se realiza de forma natural y tarde máximo 8 días. Entonces, ¿por qué esperar 2 semanas?

Además de una prueba de embarazo regular, tu médico realizará una prueba de orina o sangre para analizar los niveles de la hormona Gonadotropina Coriónica (hCG), producida por el embrión únicamente cuando ya se ha implantado, es decir, para comprobar, sin lugar a dudas, que estás embarazada.

¿Hay síntomas después de la fecundación in vitro?

El embarazo es una etapa de la vida en la que el cuerpo de la mujer cambia a una velocidad impresionante. Por ello es normal sentir algunos síntomas físicos no muy agradables, pero controlables, en especial sabiendo que representan buenas noticias.

Durante los primeros 10 días después de la transferencia embrionaria puede experimentar:

Náuseas: Esto es común en todo embarazo, y se debe al desequilibrio hormonal de tu cuerpo. En el caso de mujeres que se han decidido por la fecundación in vitro estarán en un tratamiento hormonal que puede desencadenar este malestar.

Sangrados: Muchas mujeres se preocupan de tener menstruación después de tratamiento de FIV, pero digamos que es una falsa regla. Un sangrado ligero (mucho menor que el sangrado menstrual) es común durante los primeros días después del procedimiento.

Malestar abdominal: Estamos hablando de los famosos cólicos que toda mujer ha sentido. Esto se debe principalmente a la estimulación ovárica y el tratamiento hormonal.

Flujo vaginal: previo a la implantación embrionaria, el útero se prepara limpiando el endometrio. Esto puede causar un flujo anormal. Consulta a tu médico si es espeso o tiene mal olor.

Molestias en los senos: Cuando decimos que el embarazo genera cambios en tu cuerpo nos referimos a todo el cuerpo, hasta la última célula, y los senos no son la excepción

Alrededor de los 8 días después de la transferencia embrionaria es normal que sientas tus senos hinchados, duros y pesados. Esto puede generar dolor en los pezones y cansancio en la espalda. Todo se debe a la retención de líquidos. 

Como puedes ver, varios de estos síntomas pueden ser confundidos. Especialistas en reproducción humana coinciden en que es común recibir llamadas de mujeres alarmadas a un día de la beta y con síntomas de regla. ¡No te preocupes! Pero si tienes cualquier duda, comunícate con tu médico.

Síntomas después de una FIV negativa

No existen señales que indiquen que no se pudo realizar la trasferencia embrionaria salvo la llegada de la regla (que puede ser confundida con el sangrado normal del que ya hablamos).

Lo mejor es no sacar conclusiones antes de que tu médico te realice una prueba de embarazo.

¿Cuántos días de reposo después de un in vitro?

Si nos referimos al procedimiento, recuerda que es ambulatorio, lo que quiere decir que después de media hora puedes regresar a tu casa sin ningún problema.

Después de eso, la mujer puede seguir con su vida regular siempre y cuando lleve hábitos saludables y siga las recomendaciones de su médico tratante.

Consejos para una FIV exitosa

La betaespera puede ser difícil. Lo que te podemos recomendar es seguir al pie de la letra los cuidados después de transferencia de embriones que te indique tu médico y adoptar hábitos saludables.

También es normal que en ese periodo sientas ansiedad. Lo ideal es canalizar esa sensación a través de terapia ocupacional. Rodéate de seres queridos y busca estar lo más relajada posible.

Ahora que conoces los síntomas de embarazo después de la fecundación in vitro, recuerda que la actitud frente a este tratamiento es importante para obtener mejores resultados.