síntomas peligrosos en el embarazo

Señales de alarma en el embarazo: signos y síntomas que no debes dejar pasar

Si has experimentado alguno de estos casos, lo mejor será que vayas con un médico.

Para las futuras madres, asegurarse de que todo está bien con su embarazo es quizás su prioridad número uno. Es por eso que resulta importante poner atención a los síntomas que se vayan presentando durante los nueve meses de gestación. 

Cabe mencionar, que las molestias son normales. Y es que pequeños dolores, náuseas y fatiga constituyen señales del gran cambio por el que pasa una mujer tras concebir. Son los dolores intensos, las secreciones anormales y los cambios físicos los que podrían significar un problema con el embarazo. Conoce las señales de alarma que no debes dejar pasar:

  • Dolor de estómago persistente: es común sentir malestar en el útero (similar a los cólicos menstruales), pero si sientes dolor intenso y persistente en la boca del estómago, y no está relacionado con algo que comiste, o se acompaña de fiebre o escalofríos, debes acudir con tu médico. 
  • Sangrado vaginal: ver un manchado ligero los primeros días después de la concepción es normal, se trata del sangrado de implantación. Pero después de estos días, cualquier sangrado vaginal en el embarazo es peligroso y debe ser atendido pronto. 
  • Hinchazón inusual: es casi un hecho que las mujeres subirán de peso durante el embarazo. Y aunque la hinchazón de pies es común, si notas otras partes de tu cuerpo hinchadas, como las manos y la cara, o de forma asimétrica (es decir, una pierna sí y la otra no) lo mejor será que vayas al doctor, pues puede ser síntoma de preeclampsia. 
  • Fuerte dolor de cabeza (cefalea): si presentas dolor de cabeza muy intenso puede que estés presentando presión alta. Ve con un médico a que te chequen.  
  • Vómito severo: se trata del síntoma más común del embarazo, junto con las náuseas. Pero este es un síntoma del primer trimestre… Si después de este periodo sigues experimentando mucho vómito puede tratarse de hiperémesis gravídica (náuseas graves). 
  • Contracciones tempranas: si sientes contracciones antes de las 37 semanas de embarazo, y si son persistentes y dolorosas, quizás es una señal de parto prematuro y debes ir al hospital cuanto antes. 
  • Desmayos o convulsiones: marearse es normal cuando es resultado de las náuseas. Lo que no es normal es desmayarse, desvanecerse o tener convulsiones. Acude a tu médico para descifrar el problema. 
  • Dolor al orinar: si te duele al orinar o sientes que tienes muchas ganas y casi no sale orina, lo más probable es que tengas una infección urinaria. Es importante que la trates a tiempo, pues podría infectar el cordón umbilical y dañar al bebé. 
  • Infección vaginal: si notas que tu flujo es muy abundante, grumoso, tiene olor o te da picazón, quizás tengas una infección vaginal. Si no la tratas, tus membranas podrían romperse antes de tiempo o provocar un parto prematuro. 
  • Problemas con la visión y escuchar zumbidos: dejar de ver momentáneamente o ver “lucecitas” (fosfenos) y escuchar zumbidos podrían ser señales de presión alta y deberás ir de inmediato al doctor. 
  • Fiebre: si tu temperatura está por encima de los 38° deberás acudir al médico, ya que se trata de un síntoma de una posible infección. 
  • No sentir el movimiento del bebé: las mujeres pueden sentir a su bebé a partir de los cinco meses. Cada mes se mueve más, y al final del embarazo se mueve menos por el poco espacio. Pero si sientes que tu bebé no se ha movido o se ha movido poco en días, consulta a tu médico de inmediato. 
  • Salida del líquido amniótico antes de la fecha: “romper fuentes” es normal únicamente antes del parto. Si sientes que sale líquido antes de las 37 semanas llama a tu médico para que te indique si tendrás un parto prematuro. 

Lo importante es que siempre que sientas algo anormal o tengas alguna duda, consultes a tu médico sin importar el síntoma. En New Hope seguimos atendiendo vía remota. Contáctanos si tienes alguna duda sobre tu embarazo. 

También puede interesarte

Aumento de peso en el embarazo, ¿cuánto es lo normal?

¿Estás esperando un bebé? Estos son los cuidados que debes tener