ICSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoide)

Fecundación con máxima precisión.
Mejor selección espermática

¿En qué consiste la ICSI?

ICSI (por sus siglas en inglés) consiste en la fecundación de los ovocitos mediante la inyección de un espermatozoide en su citoplasma utilizando una micropipeta para que el embrión pueda ser cultivado por 3 a 5 días, para su posterior transferencia dentro del organismo.

¿Cuándo se aplica la ICSI?

Si existe algún problema con la capacidad de un espermatozoide para fertilizar el óvulo (ya sea debido al bajo conteo de espermatozoides o la mala calidad del esperma), el método más común y preciso para resolverlo es ICSI.

La ICSI da la misma alta probabilidad de lograr el embarazo que cualquier pareja con esperma normal.

Pasos de la ICSI

Los óvulos se recuperan de la misma manera que si se realizara una FIV convencional.

Los espermatozoides se recuperan de una muestra de esperma o directamente del testículo.

Los óvulos y el esperma se fertilizan en el laboratorio por inyección directa de un único espermatozoide en cada óvulo.

Dos a cinco días después, los embriones resultantes se colocan en el útero (sin cirugía).

Agenda tu cita

Hoy es el día. Estás dando el primer paso para lograr tu embarazo.