¿Qué hacer si no puedo embarazarme?

¿Qué hacer si no puedo embarazarme?

Muchas mujeres pasan por esta pregunta cuando han intentado de manera natural un embarazo y no lo consiguen. Debes tener en cuenta que para hacer lo mejor o decidir lo correcto es indispensable que mantengas tu salud emocional para poder actuar de la mejor manera.

No entres en pánico

Una de las respuestas más comunes frente a esta situación, es que las mujeres se paralicen y se llenen de angustia. Lo primero que debes entender es que antes de cualquier prejuicio que tengas sobre ti o tu pareja, es indispensable que acudas con un especialista, en una clínica de fertilidad, para que te den la orientación adecuada. Ten en cuenta que la mayoría de los problemas por los que no se puede concebir tienen alguna solución, así que no permitas que el temor te lleve a un estado de angustia.

Comunícate con alguien de tu entera confianza

Si bien lo más recomendable es que asistas con un terapeuta, a veces la premura apremia y se requiere de un apoyo emocional. Llama a alguien que consideres de mucha confianza para sentirte apoyada, y solo con la intención de hacerte escuchar. Sin embargo, en cuanto puedas estar más en calma, busca ayuda psicológica profesional para mejorar tus condiciones emocionales del momento.

Haz una cita en una clínica de fertilidad

No siempre que acudimos a una cita es necesario que inmediatamente se inicie el proceso de algún tratamiento de fertilidad. Puedes tomarte el tiempo necesario para meditar y consultar esta decisión con tu pareja, pero sí puede ser de mucha ayuda que acudas de inicio a un centro especializado para que te den alternativas desde el punto de vista médico y atendiendo a las características y salud de tu cuerpo, seguro encontrarás ahí alguna solución profesional para lograr un embarazo, si es que así lo deseas.

Manténte ocupada

Una forma de tranquilizarte es recurrir a tu rutina, ya sea el trabajo o las obligaciones que tengas, puesto que esto evitará que la mente dé vueltas y hagas demasiadas conjeturas. Evita autoflagelarte con pensamientos negativos y una vez más, acude a una cita en una clínica de fertilidad para que te aclaren el panorama de tu caso.

Mantén la comunicación con tu pareja

Abrirse con la pareja es importante para no fracturar la relación. Expresarle lo que sientes y que ambas partes se mantengan en diálogo es esencial para que tomen las mejores decisiones en conjunto. Acudan ambos a la cita con un especialista, para que los dos puedan elegir las alternativas que les ofrezcan.

Procura siempre buscar ayuda profesional, tanto psicológica como médica, pues ambas te ayudarán a mitigar tu angustia sobre la posibilidad de tener hijos.



×