como hacer mi calendario fertil

¿Quieres ser mamá? Haz tu calendario de fertilidad

El cuerpo de cada mujer es distinto, lo que conlleva que ningún ciclo menstrual sea igual al de otra persona, por ello es recomendable que hagas tu propio calendario de fertilidad.

En cada ciclo menstrual existen días de mayor o menor fertilidad. Los días en los que las probabilidades de quedar embarazada son mayores se conocen como la ventana de fertilidad, la cual abarca desde los 6 días previos y hasta un día después de la ovulación, proceso que comienza, más o menos 5 o 6 días después del término de la menstruación.

Durante la ventana fértil se presentan algunas señales por la influencia de las hormonas ováricas, estrógenos y progesterona, tales como:

  • Moco Cervical abundante
  • Temperatura basal corporal elevada 0.2 ºC
  • Posición del Cérvix elevado y difícil de tocar, con consistencia blanda y con el orificio cervical abierto
  • Detección de por lo menos 6 ciclos regulares (con una duración de entre 26 y 30 días)
  • Detección de Hormona Luteinizante (LH) en orina
  • Síntomas menores que se repiten cada mes (sangrado intermenstrual, dolor pélvico ligero, hinchazón de mamas, cambios de humor, aumento de la líbido, distensión gástrica, aumento del apetito y acné)

También te puede interesar: 7 signos y síntomas de infertilidad femenina

Tener esta información es muy valiosa si lo que quieres es conseguir un embarazo. Ordena tus señales de fertilidad en un calendario para saber cuándo tendrás más probabilidad de lograrlo. Aquí te diremos cómo hacer tu propio calendario de fertilidad.

¡Manos a la obra: arma tu calendario de fertilidad!

1. Determina cuánto duran tus ciclos menstruales

Marca el primer día de tu periodo menstrual (éste será el día 1). Después, cuando ocurra, marca también el día de inicio de tu siguiente menstruación.

Cuenta el total de días entre ciclos (o sea, el número de días entre cada inicio del periodo menstrual). Deberás registrar por lo menos 6 ciclos.

Puedes apoyarte en este ejemplo:

Primer día del periodo menstrual Cantidad de días que duró el ciclo
1 de enero 28 (1 de enero al 29 de enero)
29 de enero 29 (29 de enero al 26 de febrero)
26 de febrero 30 (del 26 de febrero al 27 de marzo)
27 de marzo 27 (27 de marzo al 23 de abril)
23 de abril 30 (23 de abril al 23 de mayo)
23 de mayo 28 (23 de mayo al 20 de junio)

2. Identifica y marca tus días fértiles

Para identificar cuáles son tus días fértiles regulares, de acuerdo a tus ciclos menstruales, sigue estos pasos:

a) Busca cuál es el ciclo más corto en tus registros. En nuestro ejemplo sería el ciclo 4, que duró 27 días.

b) Réstale 18 al número total de días de ese ciclo. En este caso, nuestro ciclo 4 duró 27 días, por lo que a 27 le restamos 18 y obtenemos el número 9.

c) Debes contar ese número que resultó de la resta desde el día 1 de tu ciclo menstrual actual y marcar con una x esa fecha (incluye el día 1 al contar). En nuestro caso, si nuestro actual ciclo menstrual comenzó el 20 de junio, debemos sumarle 9 y el resultado será el 28 de junio, la cual será la fecha más fértil y oportuna para tener relaciones sexuales y tratar de concebir. ¡Marca ese día en el calendario con una x!

d) Para poder pronosticar cuál será tu último día fértil del ciclo actual debes hacer lo siguiente:

I. Buscar el ciclo más largo de tu registro. En nuestro ejemplo, tenemos dos ciclos largos; el 3 y el 5, con 30 días de duración cada uno. Tomemos como ejemplo el 5.

II. Resta 11 al número de días que duró ese ciclo. Aquí lo que hacemos es restar 11 a 30 y obtenemos 19.

III. Cuenta esta cantidad de días a partir del día 1 de tu período menstrual actual (incluye el día 1 en tu cuenta). En este caso, si nuestro ciclo actual comenzó el 20 de junio, nuestra cuenta se detendrá en el día 8 de julio, fecha que tendríamos que marcar como límite para intentar concebir en el ciclo actual.

Es importante recordar que el método del calendario no se puede usar si tus ciclos duran menos de 26 días y que, como herramienta para la fertilidad, es más eficaz cuando se combina con otros métodos de observación de fertilidad, como el de la temperatura basal y/o el del moco cervical.

El sistema del calendario no es 100% exacto, pero es una herramienta que te puede ayudar a predecir las fechas aproximadas en las que podrás concebir. ¡Anímate a armar el tuyo!