Causas del embarazo ectópico

Si tuve un embarazo ectópico, ¿qué probabilidad tengo de tener otro?

De acuerdo con los resultados de un estudio publicados por Human Reproduction, si ya experimentaste un embarazo ectópico, tienes de 4, 7 a 10 veces más probabilidades de que se repita. ¡Pero no te desanimes, inténtalo de nuevo! En la actualidad, los tratamientos para lograr un embarazo son cada vez mejores.

Pero, ¿Qué es un embarazo ectópico?

Un embarazo ectópico ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero. El sitio más común de implantación anormal son las trompas de falopio (95% de las ocasiones). Se trata de una condición grave, que pone en peligro la vida de la madre si no se trata adecuadamente. 

La frecuencia del embarazo ectópico ha aumentado en los últimos 30 años desde un 0,5% hasta un 1,1%. Esto se atribuye a diferentes motivos como: el uso del DIU como método anticonceptivo, a la enfermedad inflamatoria pélvica, pacientes con embarazos ectópicos previos, pacientes con cirugía abdominal previa, tabaquismo, endometriosis, entre otros.

¿Cuales son las causas de un embarazo ectópico?

Las causas del embarazo ectópico suelen deberse a alguno de los siguientes problemas: 

  • Inflamación o infección de la trompa que provocó su obstrucción parcial o completa.
  • Adherencias debidas a una intervención quirúrgica abdominal previa.
  • Endometriosis. Una enfermedad que afecta el aparato reproductor femenino.
  • Anormalidad en la forma de la trompa.

¿Cómo se diagnostica un embarazo ectópico?

La mayoría de las veces, los embarazos ectópicos se diagnostican mediante una combinación entre los síntomas que provocan, la ecografía y el análisis de sangre.

Ecografía y análisis sanguíneo

Es un estudio que se realiza en la primera sospecha durante la revisión médica, para confirmar y detectar la ubicación exacta de un embarazo ectópico. Esto debe complementarse con la medición de la hormona que se produce en el embarazo (B-HCG -Gonadotropina Coriónica Humana), y que se encuentra anormalmente elevada en éstos casos.

Lista de síntomas

Al principio, son inespecíficos y difíciles de diferenciar de otros padecimientos, como la apendicitis. Sobre todo cuando el embrión aún es muy pequeño como para romper la trompa de falopio en la que se implantó: 

  • Amenorrea (ausencia de la menstruación).
  • Dolor abdominal bajo leve.
  • Dolor en los senos o náuseas.
  • Sangrado vaginal escaso tipo “manchado”.
  • Náuseas, vómito y diarrea.

Pero si el embarazo continúa el suficiente tiempo como para que se presente una rotura, los síntomas se intensifican:

  • Sangrado vaginal abundante.
  • Distensión abdominal.
  • Dolor abdominal intenso, agudo.
  • Presión sanguínea baja.
  • Desmayos o mareos.
  • Dolor en el pecho y espalda (raros).

De presentar alguno de estos síntomas, te aconsejamos consultar lo antes posible a un especialista en fertilidad. Él es quien deberá analizar tu caso y darte el seguimiento más adecuado.