Ser mamá después de los 40

¿Embarazo después de los 40? Todo lo que tienes que saber.

Es cada vez más común encontrar mujeres que esperan para tener a su primer bebé entre los 35 y 40 años. Sobre todo en países desarrollados, donde buscan mayor desarrollo económico, crecimiento profesional y estabilidad emocional.

Sea cual sea el motivo por el que decidiste esperar el momento indicado para ser madre, hay aspectos muy importantes que tienes que considerar, como:

¿Qué tan probable es embarazarse después de los 40?

¿Existen algún riesgo si decido embarazarme a ésta edad?

¿Qué hacer si estás planeando tener hijos después de los 40?

 Y a continuación te decimos todo lo que necesitas saber al respecto:

¿Qué tan probable es embarazarse después de los 40?

Nuestra fertilidad está directamente relacionada a la cantidad de óvulos con que los contamos, es decir, la reserva ovárica. El cuerpo femenino nace con una cantidad fija y limitada de ovocitos (alrededor de 2 millones) que disminuye conforme envejecemos.

Al llegar a los 35 años, las mujeres cuentan con sólo un 10% de su reserva ovárica, y esta se agota en cuanto se presenta la menopausia. 

A partir de los 40 años hay un 5% de probabilidad de lograr el embarazo de forma natural, sin ayuda de un tratamiento de fertilidad. Y aún en este 5% existen mayores riesgos que pueden comprometer el embarazo, la salud y la vida tanto de la madre como del bebé. 

¿Existe algún riesgo si decido embarazarme a esta edad?

El desgaste natural que presenta el cuerpo femenino con el envejecimiento hace que sea complicado llevar el proceso del embarazo sin complicaciones, y tienes que estar consciente de ello.

En el caso de la mujer, es mucho mayor el riesgo de:

      1. Ganar peso excesivo durante el embarazo.
      2. Desarrollar diabetes gestacional.
      3. Hipertensión en el embarazo y/o preeclampsia.
      4. Parto prematuro o aborto espontáneo.
      5. Terminar el embarazo en cesárea.
      6. Muerte materna.

Además, si ya padeces alguna enfermedad o secuela por lesiones o cirugías, es más probable que salga de control, aún si llevas el tratamiento adecuado.

En el caso de tu bebé, incrementa el riesgo de presentar:

      1. Bajo peso al nacimiento.
      2. Asfixia y dificultad para respirar al nacer.
      3. Muerte antes de nacer.
      4. Malformaciones congénitas, especialmente síndrome de Down.
      5. Test de APGAR con baja calificación.

Estas son las razones por las que tu embarazo debe estar bajo estrecha vigilancia de un especialista y tener tú misma cuidados extra.

¿Qué hacer si estás planeando tener hijos después de los 40?

Si ya cumpliste los 40 y tienes deseos de ser madre, acércate a nuestros expertos en fertilidad. En New Hope Fertility Center contamos con los médicos más experimentados y tecnología innovadora y la mayor tasa de éxito en el primer tratamiento.

Si ya estás en el proceso, recuerda llevar un control prenatal estricto para detectar oportunamente cualquier posible complicación y actuar para prevenir.

En New Hope Fertility Center estamos listos para acompañarte en al camino de ser madre. Programa tu primera cita cuanto llamando al 01 800 890-5884 o en nuestro registro en línea dando click aquí.