Criopreservación embrionaria

Transferencias más rápidas

Sin repetir procedimientos

Aumenta la probabilidad de éxito

¿Qué es la vitrificación embrionaria?

Es un método de congelación ultrarrápido que evita la formación de cristales de hielo que pueden dañar a los embriones. Gracias a esto, se obtiene una tasa de supervivencia de 99%, comparada con el 55% que se obtiene con la congelación tradicional.

¿Qué es un embrión?

De la unión del espermatozoide (gameto masculino) y el óvulo (gameto femenino) en una nueva célula con un núcleo y 46 cromosomas nace el primer estadío de vida humana: el cigoto.

El embrión se crea cuando se produce la primera división celular de esa unión de gametos.

En el día cinco, el embrión pasa a denominarse blastocisto, momento en el que este adquiere una forma determinada. No es hasta los días 7 u 8 cuando se da la implantación del embrión de forma natural.

Gracias al avance de las técnicas de fertilidad, tanto los embriones más tempranos como aquellos en fase de blastocisto pueden vitrificarse para su posterior implantación.

Beneficios de la criopreservación embrionaria

  • Permite conservar los embriones que no se transfirieron para un segundo intento.
  • Mejor aprovechamiento del periodo fértil.
  • Ahorro en el siguiente ciclo, ya que no es necesario todo el proceso.
  • La transferencia de embriones se vuelve menos invasiva y desgastante.
  • Aumento de la tasa de éxito del procedimiento.

Agenda tu cita

Hoy es el día. Estás dando el primer paso para lograr tu embarazo.

Estoy de acuerdo en recibir información y noticias relacionadas con New Hope y entiendo que mis datos serán tratados adecuadamente.
He leído el aviso de privacidad
×