como se mide y que es la reserva ovárica

¿Cómo se mide la reserva ovárica?

Conoce las diferentes pruebas que existen actualmente para determinar la reserva ovárica de una mujer que busca quedar embarazada.

Cuando una mujer nace, cuenta con un número determinado de ovocitos (células que definen la fertilidad de una mujer). Con el paso del tiempo, los ovocitos van decreciendo no solo en cantidad, sino también en calidad, más o menos a partir de los 35 años. Y esto hace que conseguir un embarazo de manera natural se vuelva complicado.

Por eso, cuando una mujer busca tener un hijo (aunque sea dentro de unos años), lo primero que debe conocer es su reserva ovárica, o en otras palabras, conocer literalmente cuántos ovocitos tiene en sus ovarios y qué tan buenos son para poder concebir. 

¿Por qué es importante medir mi reserva ovárica?

El descenso de los ovocitos comienza desde la menstruación y sucede cada ciclo. Así es, cada mes los ovocitos de una mujer son menos. Se estima que durante la edad fértil (de los 16 a los 30 años), solo un promedio de 400 a 500 ovocitos llegarán a ovulación; el resto será desechado naturalmente por el organismo. 

Y no solo la cantidad es la que disminuye, sino también la calidad. Estudios han demostrado que a partir de los 35 años, hay una disminución fuerte y rápida en los ovocitos. De ahí la importancia de que las mujeres que desean convertirse en madres (no importa cuándo) conozcan su reserva ovárica, pues es recomendable que congelen sus óvulos cuando estos están en su mejor periodo con el fin de utilizarse en un futuro durante una técnica de reproducción asistida.

¿Cómo mido mi reserva ovárica?

Los métodos para determinar la reserva ovárica son varios y se indican para mujeres entre 25 y 38 años. Conócelos:

AMH

A través de un análisis de sangre se valoran los niveles de la hormona antimulleriana, la cual supone un importantísimo indicador en las técnicas de reproducción asistida porque estima cómo va a responder el ovario. Esta prueba puede hacerse en cualquier día del ciclo, ya que su valor no cambia durante las diferentes fases del mismo. Un valor bajo indica una reserva ovárica baja.

FSH 

Este estudio, también sanguíneo, analiza la hormona folículo estimulante, que es la que se encarga de estimular el desarrollo ovárico, ya que actúa sobre los folículos y ayuda a controlar el ciclo de la mujer. Si los valores son altos, esto es indicador de una reserva ovárica baja.

RFA

Aquí se realiza una ecografía vaginal durante los primeros días del ciclo para realizar el Recuento de Folículos Antrales, y además ver el tamaño de estos. Entre 6 y 10 folículos antrales indican una reserva ovárica normal.

E2

El estradiol es quizás el estrógeno más importante. Se trata de una hormona que cuando sus niveles se elevan, significa que ha aumentado el desarrollo folicular. Este estudio se hace a través de un análisis de sangre y debe hacerse durante los primeros días del ciclo para determinar el funcionamiento de los ovarios. 

¿Qué se recomienda hacer después del estudio de reserva ovárica?

Si con los estudios mencionados descubriste que tienes una reserva ovárica baja y quieres concebir de manera natural, deberás buscar el embarazo lo más pronto posible. También puedes optar por una técnica de reproducción asistida como la Fertilización In Vitro

Y si los resultados indican que tienes buena reserva ovárica pero aún no quieres tener hijos, tu mejor opción será preservar tu fertilidad para más adelante. ¡Tú decides cuándo ser mamá!

Te recordamos que en New Hope estamos dando consultas virtuales. Si tienes dudas sobre tu reserva ovárica, te interesa la vitrificación de óvulos o alguna técnica de reproducción asistida, ¡agenda tu cita! Podemos ir empezando con tu caso.