¿Cómo saber si tu pareja o tú son infértiles?

Antes de saltar a la conclusión de que tú o tu pareja tienen problemas de fertilidad, es importante evaluar distintos factores que pudieran estar influyendo negativamente en el logro de un embarazo. 

Los problemas de fertilidad pueden presentarse tanto en hombres como en mujeres, y deben ser determinados por un profesional haciendo uso de sus conocimientos y el análisis del historial clínico de ambos. Sobre todo porque el único síntoma que se presenta en la infertilidad  es la imposibilidad de lograr o mantener un embarazo.

Es por eso que a continuación te hablaremos acerca de las pruebas más comunes que se realizan a una pareja que tiene problemas de infertilidad.

Los primeros pasos

Lo primero que debes saber es que hay un 25% de probabilidad de quedar embarazada en cada ovulación. Por lo tanto, no hay que alarmarse su durante los primeros 4 meses no se ha conseguido un embarazo. 

Pero si la edad de ambos es menor de 35 años y llevan un año intentándolo o 6 meses sin son mayores de 35 años, existe el antecedente de ciclos menstruales irregulares y problemas ginecológicos o endocrinos, lo mejor es consultar a un especialista en reproducción asistida.

Su médico comenzará una serie de evaluaciones para determinar los siguientes aspectos:

  • Verificar que la mujer está ovulando.
  • Evaluar la anatomía del útero y trompas de Falopio.
  • Exploración ginecológica completa con citología cervicovaginal.
  • Cultivos y pruebas para diagnosticar ETS (si hay sospecha de que existe alguna)
  • Análisis de Semen

Eso sí, a pesar de que en la actualidad disponemos de gran cantidad de pruebas para evaluar la fertilidad en hombres y mujeres, no siempre es necesario realizarlas todas, y esto lo determinaremos desde su primera cita.

Lo siguiente será llevar a cabo una serie de exámenes de laboratorio y estudios de imagen para determinar el origen de la infertilidad.

Pruebas de fertilidad en Mujeres

Los siguientes son exámenes básicos que se realizan durante la primera cita; aunque pueden resultar algo incómodos, son indoloros y brindan mucha información acerca del estado físico de la mujer:

Análisis hormonal 

Tomando una muestra de sangre, se analizan las hormonas que participan en la regulación del ciclo menstrual,  y si existe o no alguna alteración que pueda afectar a la ovulación. Se miden: el estradiol, la progesterona, la hormona estimulante de tiroides y prolactina, entre otras.

El análisis hormonal se recomienda para mujeres con ciclos menstruales irregulares.

Ultrasonido pélvico transvaginal

Concede una observación precisa de los órganos pélvicos. Es bastante útil en la evaluación de enfermedades como endometriosis, endometrioma, quistes, pólipos, miomas, e incluso para el diagnóstico de Síndrome de Ovario Poliquístico, el cual es un padecimiento que suele relacionarse con problemas de fertilidad.

Igualmente, es una prueba que se usa para valorar la reserva ovárica mediante el recuento de los folículos antrales y, durante tratamientos hormonales, ayuda a saber cómo responden tanto el endometrio como los ovarios a los medicamentos.

En caso de que los exámenes de rutina no muestren un diagnóstico concluyente, se pueden solicitar las siguientes pruebas para complementar la exploración:

Análisis  del cérvix y moco cervical.

El moco cervical juega un papel clave en la migración del esperma hacia la cavidad uterina. Las lesiones a nivel del cuello uterino (conización por VPH), vaginitis, cervicitis o cualquier otra situación que lo modifique, influye negativamente en el volumen  o calidad del moco cervical. Aunque es una causa inusual de infertilidad, no debe ser descartado.

Cariotipo

También se hace a partir del análisis sanguíneo, pero su fin es estudiar y ayudar a descubrir alteraciones en los cromosomas que pudieran resultar en abortos y malformaciones. Se recomienda practicar un estudio de esta índole en todos los casos, especialmente cuando existen antecedentes de abortos.

Histerosalpingografía

Utilizando un contraste inyectado vía vaginal se observa si éste pasa libremente o no a través de la cavidad uterina y las trompas de Falopio. Si la mujer está por realizarse la inseminación artificial, es imprescindible que las trompas de falopio sean permeables para lograr el embarazo, por lo tanto se realiza una necesaria histerosalpingografía a la paciente.

Así mismo, se recomienda hacer esta prueba a mujeres con antecedentes de embarazo ectópico previo, enfermedad pélvica inflamatoria  o endometriosis, por ejemplo, por la posibilidad de que existan adherencias u obstrucción de las trompas.

Histerosonosalpingografía

Brinda una visión precisa de la cavidad uterina por medio de contrastes ecosonograficos tras la inyección de suero fisiológico estéril al útero por vía vaginal. Ayuda a descartar anomalías congénitas y estructurales (adherencias, pólipos endometriales, miomas) de la cavidad uterina. Es muy similar al estudio anterior, con la ventaja de que evitas la radiación emitida por el medio de contraste.

Pruebas de fertilidad en Hombres

No podemos asumir que la infertilidad se debe únicamente a un factor femenino, pues cuatro de cada 10 causas de infertilidad son de origen masculino. Es por eso que el centro de reproducción asistida al que acudan también debe valorar al hombre desde la  primera consulta.

Análisis de semen

Es un examen totalmente indoloro y se realza por medio de una muestra otorgada por el paciente en la que se evalúan los parámetros básicos del semen, que son: olor, aspecto (volumen, viscosidad, pH), características de los espermatozoides (concentración, movilidad, vitalidad y forma), así como la presencia de otros tipos celulares y su origen.

De igual forma, si se requiere analizar a más profundidad si la causa de infertilidad es un factor masculino, es probable que les soliciten alguno de los siguientes estudios:

Analisis de orina postorgasmo

Cuando tras la exploración física se ha concluido que la anatomía de los órganos sexuales masculinos es normal, pero en el análisis de semen hay pocos o ningún espermatozoide, se puede sospechar de eyaculación retrógrada, un padecimiento que hace que el semen regrese a la vejiga en lugar de ser expulsado a través de la uretra durante la eyaculación.

Por lo tanto, se hallará la presencia de semen en el examen de orina.

Ecosonografía y ultrasonido Doppler de escroto

Ambas pruebas están indicadas para confirmar la presencia de varicocele, si hay sospecha de alguna tumoración testicular o si la exploración física del área resulta complicada.

Estudio hormonal

Para el estudio hormonal de los hombres, además de estudiar las mismas hormonas que en la mujer, se estudia también la testosterona, la prolactina y el PSA; estas hormonas en el sexo masculino juegan un papel diferente que en el cuerpo de la mujer, influyendo positiva o negativamente en su fertilidad.

Actualmente, realizar ésta prueba en hombres de parejas infértiles no es obligatorio, pero, si en el estudio del semen se encontró oligozoospermia (menos de 10 mill de espermatozoides por mL) o azoospermia, es viable analizar los niveles de hormona Folículo estimulante (FSH); y si además el hombre presenta disfunción sexual, volumen testicular bajo, osteoporosis o falta de caracteres sexuales secundarios, es válido solicitar la medición de hormona luteinizante (LH) y testosterona.

Test de capacitación espermática o REM

Consiste en separar los espermatozoides móviles de los inmóviles y de otras células; la cantidad de espermatozoides móviles normales recuperados nos indica qué tipo de tratamiento de fertilidad es más adecuado para el caso en particular.

Estudio de cromosomas espermáticos.

En el hombre, existe la posibilidad de estudiar los cromosomas del espermatozoide y la meiosis, un proceso por el cual los cromosomas de los espermatozoides se reducen a la mitad (lo mismo que pasa en los óvulos).

Cariotipo

Al igual que en las mujeres, el estudio de cromosomas a través de una muestra de sangre es recomendable con el fin de estudiar anomalías genéticas relevantes para la salud del hombre y que pueden ser transmitidas a su descendencia.

La infertilidad es un problema más común de lo que crees. Sea cual sea la causa, en New Hope Fertility Center podemos ayudarte.  Tenemos a los especialistas en reproducción más experimentados, tecnología innovadora y los tratamientos de fertilidad más efectivos a nivel mundial. 

Hoy es el día, da el primer paso para lograr el embarazo que tanto anhelas ¡Contáctanos!