Cómo convencer a tu pareja de ir a una clínica de fertilidad

Cómo convencer a tu pareja de ir a una clínica de fertilidad

Lo primero que una persona piensa cuando se le pide asistir a una clínica de fertilidad es que está enfermo y por eso no puede tener hijos. Es también un sentimiento de culpa por no poder darle a su esposa o esposo algo que desea: ser padre o madre. Así mismo, se experimenta una sensación de no ser suficiente, es decir, de sentir que no están completos como para poder provocar un embarazo. De ahí que muchas personas prefieran evadir el problema y preferir no hacerse cargo de la situación, incluso muchas veces deriva en separaciones o divorcios.

¡Alto!, siempre hay una alternativa para la fertilidad

Lo más importante es que ustedes como pareja se sientan lo suficientemente comunicados y de acuerdo para dar cualquier paso. Esto significa que nadie debe ser obligado a hacer algo que no quiera, puesto que acudir a una clínica de reproducción asistida es una decisión que debe de tomarse en común acuerdo.

El primer consejo es que platiques sobre este tema con la mayor apertura, es decir, sin prejuicios, que logren hablar sobre ello sin pensar que hay algo que hay que arreglar o que alguien de los dos está en desventaja. Es importante que le platiques que 15% de la población tienen problemas de fertilidad, asi que esto es mucho más común de lo que cree y conocer la causa les ayudará a lograr el objetivo sin dejar pasar el tiempo.

Algunos consejos son:

No culpar a nadie, ya que pueden existir múltiples factores que ocasionen la infertilidad y no está en sus manos resolverlo, sino en las de los especialistas.

Pregunten sus dudas, lo más importante es que investiguen sobre el tema, lean, escuchen y sobre todo acérquense a un especialista.

Cuiden la relación de pareja, dedíquense tiempo, hagan cosas juntos, manténganse comunicados y tengan presente el amor que los hace estar en pareja.

Convivan, no permitan que este tema los aleje de la vida social o laboral, sigan con sus planes; ser padres resultará en algún momento.

Desestrésense, es decir, busquen actividades que los diviertan y les hagan pasar momentos alegres, de hecho, puede que la infertilidad aparezca por el exceso de estrés. Relájense.

Buscar el acompañamiento de un terapeuta para iniciar un tratamiento de reproducción asistida es una buena opción, puesto que esto ayudará a que cada paso en la toma de decisiones se sientan acompañados por una figura objetiva y profesional, ayudándolos a conseguir su objetivo: ser padres.

Lo importante es que mantengan fuerte la relación de la pareja para que cualquier decisión resulte de la mejor manera.



×