ser mama despues aborto

5 riesgos en un embarazo después de un aborto previo

Algunas mujeres han pasado por abortos, ya sea espontáneos o inducidos y desean tener un bebé en el futuro, por ello se preguntan: ¿un aborto previo puede afectar negativamente mi embarazo? Los especialistas de New Hope Fertility te brindan toda la información que necesitas al respecto.

La mayoría de los ginecólogos califican el aborto como un procedimiento de bajo riesgo y sin efecto grave sobre la fertilidad y la consecución de futuros embarazos. Sin embargo, si el procedimiento quirúrgico del legrado se realizó de manera incorrecta, podría derivar en lesiones en el útero o el cérvix, lo que podría causar infertilidad, por lo que siempre debemos asegurarnos de recurrir con un profesional de la salud certificado.

Aquí te mencionamos 5 posibles riesgos después de un aborto:

1. En caso de que el aborto no haya sido realizado adecuadamente, existen posibilidades de que se generen complicaciones como: hemorragia grave, infección, peritonitis y lesiones en vagina y útero; también pueden darse consecuencias a largo plazo que afecten a embarazos futuros, entre ellas la infertilidad.

2. Si el aborto fue espontáneo, puede resultar contraproducente la sobreprotección a la madre, pues ésta, aunado con el temor de sufrir otro aborto, genera ansiedad y estrés; factor conocido por afectar la fertilidad y embarazos ya que altera el equilibrio hormonal.

3. Infecciones post-aborto. Es importante que sepas que el aborto requiere de un periodo de recuperación para sanar y prevenir alguna infección que pueda surgir. De hecho, ni siquiera es recomendable tener sexo (o correr el riesgo de concebir) en las siguientes dos a tres semanas.

4. Cuando es un aborto inducido, expertos mencionan que no provoca problemas de fertilidad ni complicaciones en embarazos posteriores. No obstante, si el aborto se realizó incorrectamente, podría haber una posible relación entre un riesgo elevado de nacimiento prematuro y bajo peso al nacer y, de nuevo, aborto.

5. Si se desarrolla una infección en el útero, ésta puede extenderse hacia las trompas de Falopio, y también a los ovarios, produciéndose así una afección conocida como enfermedad inflamatoria pélvica. Cuando se produce, puede dificultar el embarazo, y sí aumenta el riesgo de embarazo ectópico.

Los riesgos pueden depender del tipo de aborto que se realice, entre los que podemos mencionar los siguientes:

Aborto médico: sucede cuando se toman medicamentos en los primeros meses del embarazo para abortar el feto. Los abortos médicos no parecen aumentar el riesgo de tener complicaciones en embarazos futuros.

Aborto quirúrgico: se le llama así cuando se extrae el embrión por medio de succión. Cabe resaltar que, en caso de que ya te hayas sometido a varios abortos quirúrgicos puedes tener un mayor riesgo de presentar traumatismos en el cuello del útero, por lo tanto, complicaciones para embarazarte.

Aborto espontáneo: se presenta sin ser provocado por agentes quirúrgicos o medicamentos. La mujer expulsa el embrión por vía vaginal con un coágulo de sangre; regularmente sucede en los primeros 3 meses de gestación. Tener un aborto espontáneo no afecta a la fertilidad, en la mayoría de los casos.

Si se practica un legrado de la forma correcta, sin dañar el endometrio, es posible volver a quedar embarazada apenas unas semanas después de haber tenido un aborto, aún cuando no se ha tenido un período; y esto dependerá de lo avanzado que estuviera la gestación antes de la pérdida.

Si tuviste un aborto y te preocupa el impacto que pueda llegar a tener en un embarazo futuro, habla con el profesional de salud. Te podrá ayudar a comprender los posibles riesgos, así como también las medidas que puedes tomar para asegurarte de tener un embarazo saludable.