Curiosidades médicas sobre el semen que quizás no conoces

Es común que en las reuniones entre amigos, o las conversaciones informales en una reunión surjan temas que tienen que ver con la salud sexual donde no falta quien habla como si fuera un experto. Pero, ¿qué es verdad y qué es mito?

 

La sexualidad puede ser, para muchos hombres y mujeres, aún un tabú sobre el que se tienen muchas preguntas, escasas respuestas, y poca soltura para consultar a un médico.

Uno de estos temas es el semen, el fluido producido por el aparato reproductor masculino sobre el que, ¿se conoce lo suficiente? Aquí podrás leer algunas curiosidades médicas que quizás no sabías.

El semen sobrevive en un cuerpo ajeno

Los espermatozoides que contiene el semen son las únicas células del hombre que siendo producidas dentro de un cuerpo, sobreviven en otro.

 

No solo se produce en los testículos

El semen proviene de: la próstata, las vesículas seminales y los testículos.

La mayor parte de los espermatozoides del semen no “funcionan”

Un hombre produce, en promedio, de 80 a 300 millones de espermatozoides por eyaculación, pero un 70% de ellos puede moverse con facilidad en el semen.

Foto: hdstatic.com

El semen no está en el cuerpo del hombre desde que nace

El cuerpo de un hombre no comienza a generar esperma hasta la pubertad. El fluido seminal, o semen, es el líquido que protege a los espermas y les provee un medio adecuado para su desplazamiento.

 

La mayor parte del semen es agua

Únicamente un 1% del semen es esperma. También contiene calcio, y otras enzimas y minerales.

 

Algunos tipos de ropa interior afectan al semen

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Harvard, usar calzoncillos más holgados ayudaría a cuidar los espermatozoides y las hormonas que los controlan.

Esto se explica en el hecho de que la producción de esperma se modifica ante temperaturas superiores a los 34 °C, y algunos estilos de ropa interior acercan el escroto al cuerpo, y generan un exceso de calor en la zona íntima.

 

No es más “potente” un semen más abundante

De acuerdo a los especialistas, no hay una relación comprobada entre la fertilidad y el volumen de una eyaculación.

Foto: PiensaProfuturo

La dieta influye en su calidad

Factores como la contaminación, el tabaquismo y una dieta desfavorable ya fueron registrados por la comunidad científica como causantes de la reducción en el recuento de espermatozoides en Occidente.

Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 y antioxidantes podría, por el contrario, mejorar la fertilidad. De acuerdo con esto, un estudio de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragano (España), señaló que alimentos como los frutos secos favorecerían el conteo de espermatozoides.

 

Fuente:
Curiosidades médicas sobre el semen que quizás no conoces. Vera Suárez. Bioguía.