“Un tiempo de espera… pero llegó la recompensa”

Después de un largo camino, de caer con médicos que se quieren enriquecer con uno y juegan totalmente con tus sentimientos, Dios nos puso en nuestro camino al Dr. Alejandro Chávez, que la verdad no sabemos cómo dimos con él. Qué les puedo decir, es una persona que no te ve como un numero más, de las tantas pacientes que tienen, él se involucra en cada caso y te trata como ser humano, te inspira confianza ya que es una persona totalmente profesional. Yo traía problemas de ovulación, mi esposo estaba perfecto, así que llegamos a New Hope y, con la ayuda del Dr. Alejandro y del excelente equipo que esta con él, comenzamos un tratamiento de infertilidad terminando en un in vitro, lo cual resulto totalmente favorable, ya que el día de hoy tenemos a nuestra hija en nuestros brazos, y es lo más maravilloso que pueda haber en el mundo.

 

No pierdan la esperanza, cuando menos piensen tendrán una bendición como la de nosotros.