“Solamente un embrión, pero este es el bueno, el fuerte, el guerrero y está hermoso” 

Tenemos 9 años de casados y un niño de 7 años. No tuvimos ningún problema para lograr ese primer embarazo. Después de dos años de que él había nacido, empezamos a buscarle un hermanit@. Lo intentamos una y otra vez, pero no llegaba.
Iniciamos con estimulación ovárica, coitos programados, inseminaciones, me realizaron 3 histerosalpingografías y me dieron el diagnóstico: obstrucción bilateral de trompas por tejido endometrial y nos dijeron que no podríamos tener más hijos. La única opción era tratamiento in-vitro.
Se nos vino el mundo encima. Fuimos a muchas clínicas pero nos ofrecían tratamientos de muy alto costo y nuestros ánimos se nos derrumbaban. Dejamos pasar un tiempo para recuperarnos emocional y económicamente. En septiembre 2014 supimos de un protocolo de fecundación in-vitro en la clínica New Hope Fertility. Fui candidata para el tratamiento, lo iniciamos en octubre, y para el mes de noviembre de 2014 me salió Beta (+). Nuestra felicidad duró muy poco, nuestro bebé no se implantó. Dejamos todo, yo ya no podía más, pero mi corazón me decía que alguien me estaba buscando. En mayo 2015 regresamos a la clínica. Nos preparamos e iniciamos tratamiento Mini FIV. Nos dieron toda la información, se realizó la preparación ovárica se programó la captura de óvulos obteniendo 3, pero solamente se fecundó uno. Nos recomendaron la congelación y realizarse otra captura más el siguiente período, pero no se obtuvo ninguno.
En Junio 2015 se realizó la trasferencia de sólo un embrión… sí, solamente UNO. Recuerdo muy bien las palabras de la Dra, Lety: “Ese es el bueno”, y las hermosas palabras de la embrióloga: “Este es el bueno, el fuerte, el guerrero, solamente un embrión y está hermoso”. Así fue que me realizaron la trasferencia y esperamos la fecha para la Beta. ¿Saben lo que es esperar ese día? ????????

Llegó la fecha, me hicieron la prueba y esperamos minuto a minuto la noticia… ¡BETA POSITIVA! ¡Estamos embarazadooooos! Esperábamos la fecha de su llegada para febrero del 2016, pero nuestro bebé nació prematuro en diciembre 2015 por ruptura de membrana y desprendimiento de placenta del 10%. Nació pesando 1365 grs, con una talla 39 cm, estuvo hospitalizado un mes una semana. Su nombre es Tadeo Emmanuel, hoy ya tiene 3 meses de edad y pesa 4,100 grs y mide 49 cm. Repito las palabras de  la Dra Lety; “es un gran guerrero valiente, fuerte”.
Dios nos tenía un gran regalo y lo entrega en el momento y tiempo perfecto.

Gracias al gran equipo médico, al de enfermería y al administrativo.
Gracias Dra. Leticia Burgos, enfermera Linda, Belem, Michelle, Srta. Paulina, Srta. Gris, Srta. Cristina, sé que me faltan nombres, pero lo que quiero decir es que recibimos de todos una excelente atención profesional, estamos muy agradecidos con todos.

Para terminar, sólo te quiero decir que no te desanimes, Dios te guía al lugar correcto y la clínica New Hope Fertility es el indicado. Confía en Dios y en el gran equipo médico. Nosotros esperamos recuperarnos pronto para regresar por una hermanit@.

Saluditos para todo el equipo New Hope Fertility ????????