“Hoy ya tengo a mi bebé en casa y somos los más felices”

No sé ni cómo empezar, supongo que por el principio.

 

Después de 7 años de matrimonio, varios ciclos hormonales y 5 IA, nos encontrábamos sin ánimo de continuar “torturándonos” intentando embarazarnos.

 

Llegamos a NHFC por recomendaciones de mi ginecólogo, quien pensaba que su método, además de novedoso, tiene altas tasas de efectividad. En la entrevista sentimos cómo una luz de esperanza volvió a encenderse, iniciamos tratamiento de mini FIV.

 

El primer tratamiento fue fácil pero no se logró el embarazo. El dinero es algo que nos preocupó mucho, pero en administración nos dieron opciones para ajustar presupuesto y hasta ánimos para continuar.

 

Duramos 3 ciclos y la noticia tan esperada llegó: estábamos embarazados.  El proceso fue largo, 1 año,  ya que las implantaciones no son durante el mismo ciclo donde se extraen los óvulos y cada ciclo fue, en mi experiencia, diferente. La Dra. estuvo muy al pendiente de cada ciclo, ajustando el tratamiento y preocupada por lograr el embarazo. Las chicas de enfermería muy amables, hacen que no duela cada muestra de sangre : ), en recepción, e incluso la señora del aseo, nos hicieron sentir en confianza y tranquilos.

 

Hoy ya tengo a mi bebé en casa y somos los más felices. Estamos muy agradecidos con NHFC y todo el personal, ya que sin ellos no lo habríamos logrado.

 

¡Gracias!