“Me pidieron que me hiciera una prueba de embarazo para el día 15, ¡y salió positivo!”

Nuestra historia comenzó desde diciembre del 2010 cuando empezamos a ir con un especialista. Al detectar que no lográbamos quedar embarazados, después de casi dos años de casados, fueron tres doctores diferentes a los que visitamos con diferentes tratamientos y nuevas esperanzas sin que nos dieran ningún resultado. Fue hasta en septiembre del 2013 cuando nos enteramos que la clínica New Hope iba a dar una plática. Hicimos cita para octubre. El día que fuimos nos atendieron muy bien; desde recepción, instalaciones, el trato de los doctores… ¡todo! Nos dieron la opción de la inseminación, la cual consideramos junto con el doctor que sería la mejor opción. Estuvimos con el seguimiento vía telefónica para enviar los estudios q nos solicitaban y el día 2 de enero fuimos a la clínica a que me hicieran la inseminación haciéndome un refuerzo al día siguiente. Me pidieron que me hiciera una prueba de embarazo para el día 15, ¡y salió positivo! Es la mejor noticia que hemos recibido; ya estamos a un mes de que nuestro Mateo nazca y el haber ido a la clínica ha sido la mejor de las decisiones que hemos tenido… ¡muchas gracias NHFC!