“Mi corazón late más fuerte que el de mi bebé”

Hoy graduamos a nuestra futura mamá de 29 años, quien ya ve a su pulguita creciendo en su vientre. ¡Una sensación que nunca hubiera logrado si no se hubiera puesto en las mejores manos!

¡Felicidades!