“Nuestra historia en New Hope Fertility Center”

Mi esposo y yo teníamos 5 años de casados cuando decidimos empezar a buscar familia. Por lo mismo, 6 meses antes dejé de tomar pastillas anticonceptivas para desintoxicarme.

 

Empezamos a intentarlo cada mes sin resultados por lo que a los 6 meses de empezar la búsqueda sin éxito decidí consultar un especialista en fertilidad que me habían recomendado mucho; él nos mandó a hacer viarios estudios, los cuales arrojaron que había problemas tanto de factor femenino como masculino. Su diagnóstico fue que nosotros sólo podríamos ser padres por medio de una ICSI ya que de forma natural era prácticamente imposible.  En ese momento me sentí muy mal ya que jamás me imagine que nosotros fuéramos  a pasar por un problema de fertilidad pero al mismo tiempo agradecí que existiera este tratamiento y que también contáramos en ese momento con los recursos económicos para realizarlo. Por lo mismo, mi esposo y yo decidimos llevarlo a cabo al siguiente mes.

 

Para iniciar con el tratamiento debía esperar a que llegara mi periodo (2 semanas más), así que en ese tiempo empecé a buscar foros en Internet de parejas que hubieran pasado por ese proceso y en mi búsqueda encontré un foro donde mencionaban mucho al Dr. Alejandro Chávez Badiola, la gente hablaba maravillas de él y de su clínica. Inmediatamente los contacté para hacer una cita con él. Lo que yo realmente buscaba era que me confirmaran el diagnostico que ya nos habían dado, así que lleve todos los estudios que teníamos. Mi sorpresa fue que el panorama que el Dr. Alejandro nos dio fue totalmente diferente y alentador, me explicó por qué para él, tanto mi problema como el de mi esposo no era tan grave y sobre todo nos ofreció más opciones  para poder concebir, aclarándonos siempre que como bien podrían funcionar, también podría ser que termináramos en un In Vitro.

 

El Dr. Alejandro me tranquilizó y nos hizo ver que hay que tratar por todos los medios empezando por lo más natural y si en un tiempo razonable yo no me embarazaba entonces si hablaríamos de otros tratamientos.

Lo platiqué con mi esposo y decidimos iniciar nuestro tratamiento en New Hope Fertility Center; éste consistía en un inicio con relaciones programadas. Así lo hicimos y en el tercer intento cuando todo parecía que ese mes iba a ser el más difícil, al tener una semana de retraso me hice una prueba de embarazo casera, ¡y salió POSITIVA! ¡Finalmente pude embarazarme y de modo natural!

 

Hoy tengo 4 meses de embarazo, nuestro bebé está muy bien y estamos completamente agradecidos con el Dr. Alejandro y con todo su equipo por habernos ayudado a hacer nuestro sueño realidad.

Quisiera aprovechar este medio para  decirles a todas las parejas que están  pasando por una situación parecida a la de nosotros que no se rindan, que busquen alternativas.

 

Para finalizar quiero recomendar ampliamente la clínica New Hope Fertility Center, al Dr. Chávez Badiola y a su  gran equipo. Es preciso hacer notar el trato, el servicio y la calidad humana de todos en la clínica. Lo que muchas mujeres necesitamos, principalmente, es estar tranquilas, positivas y nunca perder las esperanzas. ¡Esto también me lo brindó esta maravillosa clínica!

 

¡Muchísimas gracias al Dr. Alejandro Chávez Badiola y a todo el equipo de New Hope Fertility Center!