“Los latidos de nuestros dos bebés crecen dentro de mí”

“Tenemos que reconocer que cuando llegamos con ustedes traíamos pésima actitud, muy negativos y ahora nos vamos con una doble bendición por escuchar los latidos de nuestros dos bebés que ahora crecen dentro de mí. Nos vamos increíblemente felices, sin palabras más que agradecimientos y todas nuestras recomendaciones para ustedes.”