SOMOS ESPECIALISTAS EN LOGRAR EMBARAZOS, ACÉRCATE

SOMOS ESPECIALISTAS EN LOGRAR EMBARAZOS, ACÉRCATE

AGENDA TU CITA AQUÍ

DIAGNÓSTICOS

Cada caso y cada tratamiento es único, diseñado especialmente para ti y para lograr tu embarazo. Entendemos que necesitan un tratamiento de fertilidad sencillo y exitoso, por esta razón nos especializamos en los métodos más naturales, más accesibles, menos agresivos y con los mejores resultados.

ENDOMETRIOSIS

Este trastorno se debe a que las células del revestimiento del útero crecen en otras áreas del cuerpo, se asocia con dolor, ciclos irregulares y problemas de fertilidad.

 

En cada ciclo, los ovarios producen hormonas que dan la señal a las células del útero para hacerse más gruesas. Una vez que crecen a su máximo, el cuerpo las elimina al llegar el periodo.
Cuando estas células, llamadas endometriales, se implantan y crecen fuera del útero, se presenta la endometriosis. Éstas pueden implantarse en los ovarios, recto, vejiga, e incluso intestino y área pélvica. Las causas de esto son desconocidas pero es un trastorno muy común y, en algunos casos, es hereditaria.
Dependiendo del diagnóstico después de un examen con tu doctor, esta condición es tratable con medicamentos, tratamientos hormonales o, en casos más complejos, cirugía. En New Hope Fertility Center somos expertos en el control y manejo de la endometriosis, sobre todo cuando es la causa de la infertilidad. Acércate a nosotros para diseñar un tratamiento basado en el grado de endometriosis que tengas diagnosticado.

 

SÍNDROME DE OVARIO POLIQUÍSTICO

Es una enfermedad ligada al cambio en el nivel de hormonas femeninas como los estrógenos y progesterona, y andrógenos, hormonas masculinas.

 

No está comprobado por qué cambian los niveles hormonales,
Por lo regular, uno o más óvulos se liberan en el periodo menstrual, pero este síndrome dificulta que los ovarios liberen óvulos completamente maduros, así que se forman quistes muy pequeños en su lugar. En general, esto se diagnostica entre los 20 y 30 años de edad, pero también puede afectar a adolescentes y más adelante contribuir a problemas de infertilidad.
El síndrome de ovario poliquístico se puede diagnosticar con exámenes físicos, pélvicos y de sangre, o imagenología. Con un tratamiento adecuado, este trastorno puede minimizarse y con ello lograr un embarazo; en New Hope sabemos cómo. Agenda una cita con nosotros.

 

QUISTES OVÁRICOS

Son sacos llenos de líquido formados sobre o al interior de un ovario, se forman durante el ciclo menstrual y también son llamados quistes funcionales. Éstos son distintos a los causados por cáncer u otros trastornos.
Cada mes, en el ovario crece un folículo, que es donde se desarrolla el óvulo. Mes con mes, durante la ovulación se libera uno de esos óvulos, si el folículo no se abre y libera un óvulo, el líquido permanece dentro del folículo y forma un quiste.
Este tipo de quistes son frecuentes desde la pubertad hasta la menopausia, conforme disminuye la fertilidad, disminuye la aparición de estos quistes. Es común que no causen síntomas, pero cuando se presentan, suelen ser dolor o retraso en el periodo menstrual.
Se pueden diagnosticar con examen pélvico, ecografía o imagenología, y se puede evitar la aparición de nuevos quistes con píldoras anticonceptivas, pero no desaparecen con ese tratamiento. Para extirparlo es probable que necesites una cirugía.

 

MIOMAS UTERINOS

Son tumores benignos muy comunes que se desarrollan en el útero; su causa es desconocida, pero su crecimiento puede ligarse a la producción de estrógeno.

 

Aunque generalmente son pequeños, pueden crecer hasta llenar el útero y desarrollar más de un mioma.
A menudo no hay síntomas cuando se tiene un mioma, pero se pueden encontrar con una exploración física, exámenes pélvicos que muestren un cambio en el útero. También se pueden diagnosticar con una ecografía o una biopsia endometrial. Su tratamiento puede ir desde la toma de pastillas anticonceptivas, suplementos, terapia de hormonas o extirpación por histeroscopía.